TÉ PARA DOS: María Ritter, directora de la Guía Repsol

Desde hace más de un lustro se afana por darle un lavado de cara y acercar a las nuevas generaciones a la histórica Guía Repsol, referente de los viajes y la gastronomía española desde hace casi medio siglo, alejándola un tanto de su concepción elitista y convirtiéndola en la gran guía local. Es la cosmopolita María Ritter (Bogotá, 1974), hija del corresponsal de Reuters en Latinoamérica, lo que le llevó a viajar por todo el continente hasta que, ya veinteañera, se instala en España en 1999 después de que Repsol adquiriera la petrolera argentina YPF.

Texto: Luis Ramírez. Fotos: Repsol y Origen

Hoy Madrid, “tan parecida a Buenos Aires”,  le parece “el mejor lugar del mundo para vivir” y la gastronomía española, “una mezcla sorprendente de riqueza y diversidad”. Bajo su liderazgo, la Guía Repsol está renovando sus contenidos digitales, creando una red de inspectores cercanos al territorio, afinando sus calificaciones (con la aparición de nuevas categorías, más cercanas a la calle, como los recientes «soletes») y creando una potente Redacción distribuida por todo el país y dispuesta a extraer el néctar de nuestra despensa y nuestra buena mesa. En una soleada mañana, en el corazón del mercado madrileño de Vallehermoso, uno de sus escenarios-fetiche, sometemos a María a nuestro cuestionario alternativo.

¿Cuál es su personaje histórico favorito? No sé si es un personaje histórico, pero Michelle Obama, porque creo mucho en la igualdad y estamos en un momento muy especial. Me encanta su discurso más allá de lo político. Y, desde otra perspectiva, Emilia Pardo Bazán, gran escritora y gastrónoma gallega, además de feminista.

¿Y su personaje de ficción? Mr Ripley, el personaje creado por Patricia Highsmith.

Recomiéndenos un libro… De los últimos que he leído, “Un Caballero en Moscú”, de Amor Towles. “Nuestra parte de la noche” de Mariana Enriquez, y la autobiografía de Woody Allen.

¿Cuál es su viaje favorito? Cuando estuve en Kenia y Tanzania. Una experiencia única. Fui muy joven con mochila e hicimos unos safaris alternativos. Me hizo pensar muchas cosas aquel contacto con la naturaleza.

¿Y su viaje pendiente? Todavía me quedan muchos. No conozco Alaska y en Asia he estado aún en pocos sitios. Por ejemplo, no conozco Bangkok. .

¿Cuál es su comida favorita? Como viví muchos años en Lima, la comida peruana me fascina, encabezada por el ají de gallina. También la comida japonesa y la española, pero la gastronomía se asocia a los recuerdos y mi estancia en Perú fue muy feliz. El ají de gallina es sinónimo de felicidad.

¿Y cuál es la receta que le gusta preparar? Es de mi abuela italiana y son los ñoquis. Los preparaba los días 29 de cada mes y acudíamos porque, debajo del plato, el dinero se duplicaba. En Argentina, se les llama ñoquis a quienes trabajan en la administración pública y dicen que solo van a cobrar el día 29.

¿Qué pasión ha descubierto recientemente? Diría que la comida, la gastronomía, a la que me he ido enganchando cada vez más. No vengo de este ámbito sino del de la comunicación, pero me gusta muchísimo. No valgo para cocinar pero sí para comer muy bien.

¿Qué le pide a un vino? Soy muy aficionada y le pido que me sorprenda un poco. Ahora me encanta la Mencía y en general, vinos un poco volcánicos, que no tengan tanta armonía de vainillas, sino que tengan carácter. Me estoy entusiasmando también por el mundo del Jerez.

Sugiéramos una armonía entre un vino y una receta, una pareja perfecta…Por ejemplo, unas gambas, unas navajitas o una tortillita de camarones con vinos de Jerez.

¿Qué ve en televisión? Muy poco. Y en las plataformas soy más de HBO que de Netflix. Ahora he descubierto Goliat, en Amazon Prime, que me encanta porque recuerda mucho a los hermanos Cohen.

¿Dónde le gustaría vivir? En Madrid. Encontré mi casa aquí. De hecho, no hay ninguna ciudad en la que haya vivido tanto tiempo.

¿Cuál es su ocupación favorita? Leer y salir, porque soy mucho de relacionarme con los demás. También me gusta montar a caballo.

¿Cuál es su posesión más preciada? No sé si es muy correcto decirlo así, pero mi hija de seis años.

¿Y cuál considera que ha sido su mayor logro? Mi hija también. La he hecho muy bien (ríe). Por lo demás, siempre he viajado y he vivido fuera de mi entorno natural e Incluso ahora, estar en España es también es un logro.

¿Qué talento le hubiera gustado tener? El musical. Ser artista, en general, los admiro muchísimo. Música, pintura, no me tocó nada de eso.

¿Cuál será la meta de su próxima carrera? Estoy en un momento muy bueno de mi vida en todos los sentidos. No sé si debo ponerme metas. Quizá echo de menos viajar más a nivel personal, no profesional. También es fruto del confinamiento.

¿Cuál sería el rasgo principal de su carácter? La pasión.

¿Cuándo derramó su última lágrima? Seguramente hace muy poco. Con esta situación que vivimos, es fácil, pero muchas veces derramo lágrimas de felicidad o de risas. No siempre relaciono las lágrimas con la tristeza. Pero soy una persona de fuertes emociones.

¿Cuál es la cualidad que más valora en las personas? La creatividad y la inteligencia. Admiro mucho a aquellas personas de las que puedo aprender.

¿Y su principal cualidad? Soy una persona también bastante creativa.

¿Qué es lo que más detesta? La falsedad

¿Qué le inspira indulgencia? Como soy consciente de mis imperfecciones, suelo perdonar. Soy empática con las imperfecciones de los demás. Pero la traición me parece algo muy feo y no la perdono.

¿Qué le parte el corazón? La pobreza

¿Qué le alegra la vida? Muchas cosas. Un momento en familia, una sonrisa, una comida con amigas. Hasta ir a pasear con mi perro por la mañana. Incluso entregar soles Repsol.

Si pudiera cambiar una sola cosa del mundo… La pobreza. Yo vengo de un lugar muy pobre y es tremendo.

¿Qué música escucha? De todo, pero soy bastante indie y alternativa. Ahora estoy con C. Tangana y me muevo al ritmo caribeño, También Los Planetas y Los Piratas.

¿Cuál es su lema? Nada es imposible

 

 

Deja un comentario