Spring Cider, de Grupo El Gaitero, vuelve a recibir un premio internacional

En esta ocasión ha sido en el  International Cider Challenge, que cada año se celebra en Reino Unido y que cuenta con un jurado que cata sidras de todo el mundo. Pero no ha sido la única alegría para el Grupo El Gaitero ya que sus sidras El Gaitero Extra, El Gaitero Natural, Pomarina Brut y 1898 también han sido premiadas. En total, son seis las medallas que la firma ha obtenido en el prestigioso certamen.

Spring Cider, el último lanzamiento del Grupo El Gaitero (y uno de los más potentes que ha realizado hasta el momento) viene pisando fuerte. Y es que con menos de dos meses en el mercado, vuelve a ser premiada. Esta vez ha sido en el International Cider Challenge que cada año se celebra en Reino Unido –donde existe una gran cultura de la sidra- y que goza de prestigio mundial. Durante el certamen, los jueces que forman el experto jurado catan sidras de todos los lugares del planeta antes de ofrecer su veredicto final.

Muchas buenas noticias

 Pero la que llega de la mano de Spring Cider no ha sido la única buena noticia para la firma asturiana, referente internacional del sector y presente con sus productos en los cinco continentes, ya que otras cuatro de sus sidras se han alzado también con varios reconocimientos. Así, a la Medalla de Bronce y a la Medalla de Plata concedidas a Spring Cider manzana y Spring Cider manzana+uva, respectivamente, se suman otras tres Medallas de Plata para El Gaitero Extra, 1898 y Pomarina Brut y una Medalla de Bronce para  El Gaitero Natural. ¡Seis medallas en total!  Todas ellas, al igual que el resto de sus sidras, carecen de gluten y son la opción perfecta para refrescarse este verano.

El Grupo El Gaitero (www.sidraelgaitero.com) lleva más de 130 años elaborando productos sorprendentes que se adaptan a un mercado en constante evolución. A lo largo de estas décadas han creado sidras para todos los gustos, de diferentes estilos, pero con un punto en común: la gran calidad que se puede apreciar en cada uno de ellos.

Y es que la empresa se vuelca con cada proyecto, dejándose la piel, mimando hasta el último detalle para conseguir su objetivo: satisfacer a un consumidor cada vez más exigente. Para hacerlo no cesan en su empeño de escuchar al público para así detectar lo que demanda en cada momento y poder ofrecerle lo mejor.

Sidras premiadas

Spring Cider manzana y Spring Cider manzana+uva (Medalla de Bronce y Medalla de Plata, respectivamente). Fresca y ligera, esta sidra cuenta con un perfecto equilibrio entre el dulzor y el carbónico. Gracias a su baja graduación alcohólica es una alternativa ideal para disfrutar de un aperitivo, un afterwork o para el “tardeo”. Además, existe una opción SIN.

El Gaitero Extra (Medalla de Plata) es sin duda una de las sidras icónicas de la casa. Para hacerla se utilizan manzanas asturianas de riqueza aromática. Es una sidra dulce de espuma poco persistente, con formación de rosarios de gran finura en las burbujas e idónea para acompañar los postres.

Pomarina Brut (Medalla de Plata) sofisticada como pocas, se trata de una sidra espumosa “natural”, es decir, que su carbónico se obtiene gracias a una segunda fermentación. Perfecta compañera de platos preparados a base de pescados y mariscos, se puede disfrutar sorbito a sorbito, por ejemplo, mientras se aprecia una puesta de sol o acompañando una deliciosa cena.

El Gaitero Natural (Medalla de Bronce). Elaborada por métodos tradicionales, a partir de la mezcla de manzanas típicamente asturianas. El resultado es una sidra natural de alta graduación y seca, y que conserva su carbónico, ideal, por ejemplo, para un aperitivo.

1898 (Medalla de Plata) recuerda con su nombre al año en el que finalizó la construcción de su emblemática bodega histórica. Para hacerla se recogen las manzanas en su punto óptimo de maduración y se congelan, emulando a las originales, donde la manzana se congela en el propio árbol, y a partir de ahí comienza todo el proceso de elaboración que pasa por un prensado, fermentación y, por último, maduración en lías durante cuatro meses. Esta sidra es dulce pero cuenta con una acidez final que limpia la boca. Sus matices se aprecian al máximo con aperitivos a base de quesos grasos o maduros, foie de pato u oca… o con postres poco dulces en los que predomine la fruta.

Deja un comentario