Siluvio Bodegas y Viñedos busca convertirse en referente de los vinos asturianos

Siluvio Bodegas y Viñedos, adscrita a la DOP Vino de Cangas, es el proyecto más personal de Lalo Méndez León, propietario y viticultor, que nace con el objetivo de convertirse en el referente de los vinos asturianos. Una apuesta integral y vertical que es el reflejo de un suelo, un «terroir» destinado a la recuperación de variedades de uva autóctona: Albarín blanco y tinto, Verdejo negro y Carrasquín.

Esta es la primera bodega «château» de Asturias, que ha sido diseñada siguiendo el modelo francés. La bodega está rodeada del viñedo del que se suministra para elaborar los vinos. Cuenta con la mayor superficie de viña (7,5 ha) en un solo viñedo, algo inédito en el Principado de Asturias hasta el momento.  Un proyecto familiar que comenzó en 2016 con una gran labor de prospección para elegir la mejor ubicación para plantar el viñedo en función de las horas de sol y las temperaturas, lo que llevó a la familia Méndez León al concejo de Ibias. El siguiente paso fue la elaboración de un estudio geológico de los suelos para trazar un mapa para decidir qué y cómo plantar la viña.  Las primeras viñas se plantaron en 2017 y de manera simultánea se construyó una bodega a pie del viñedo, en un espacio en dos alturas para que se pueda aprovechar la fuerza de la gravedad en algunos procesos de elaboración. La bodega está dotada con maquinaria de última generación para la elaboración y crianza de vinos. En este espacio se realiza todo el proceso hasta el embotellado.

Los viñedos están ubicados en una sola pieza, lo que facilita y optimiza la labor de campo. Desde la bodega se puede acceder a pie a toda la producción que está dispuesta en una estructura de espalderas sobre bancales. El 75% de la plantación pertenece a la variedad de uva blanca (75%) y un 25 % de variedades tintas.

Durante los estudios geológicos se conocieron las características de la superficie del terreno. Suelos en composición franco arenosa que garantiza un buen drenaje, sílices y cuarcitas de gran dureza y capacidad para la absorción del calor lo que los hace ideales para el cultivo de la vid.

Viticultura heroica, sostenible y respetuosa

Ladislao Méndez León apuesta por la elaboración de un gran vino asturiano de viticultura heroica, sostenible y respetuosa. Con una bodega integrada en el viñedo y dotada con tecnología de vanguardia para la elaboración de vinos de calidad. En mitad del viñedo ha instalado una estación meteorológica que hace seguimiento a más de 50 parámetros atmosféricos, lo que ayuda a predecir el clima que habrá en el viñedo y ofrece recomendaciones para el tratamiento de las plantas.  El trabajo en el viñedo es sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Siluvio Bodegas y Viñedos está adscrita a la D.O.P. Vino de Cangas.

El objetivo de Ladislao Méndez Leónes es cuidar y cultivar el terreno con mimo para obtener uva de buena calidad y así hacer buenos y grandes vinos asturianos. En septiembre del 2020 se hizo la primera vendimia, una prueba piloto. Los vinos de Siluvio están pensados para gente apasionada por la viticultura que quiera probar algo diferente, lejos de los típicos cánones del vino. Su intención es posicionar los vinos en restaurantes Asturianos y tiendas gourmets.

Hace pocas fechas se inauguró oficialmente Siluvio Bodegas y Viñedos con la visita de Alejandro Calvo, consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias; Begoña López, directora general de Desarrollo Rural e Industrias Agrarias; y Gemma Álvarez, alcaldesa de Ibias.

Potencial para quien quiera apostar por el medio rural

Durante la visita Alejandro Calvo puso en valor el proyecto de Siluvio Bodegas y Viñedos: “Sobre el trabajo de nuestros antepasados, rejuvenecido durante los últimos 30 años por los viticultores del Suroccidente, hay un gran potencial para que gente que quiera apostar por el medio rural en Asturias pueda generar este tipo de proyectos que son de futuro para este territorio y nos hace salir de ese pesimismo que a veces nos impregna al hablar del futuro del medio rural. Es un proyecto que tiene mucha ambición, genera riqueza en el territorio porque supone la llegada de nuevos pobladores a la zona”.

Lalo Méndez León explicó que «con la puesta marcha de Siluvio hemos aumentado la población de Ibias en siete personas que trabajan en el campo y en la bodega. Es un proyecto a largo plazo porque quiero darle vida a la zona rural asturiana. La producción ha sido limitada en esta primera añada pero aspiramos a poder embotellar más de 50.000 botellas con el sello de calidad DOP. Cangas”.

 

Deja un comentario