Los clásicos Buñuelos y Huesos de Santo de La Mallorquina para el día de Todos los Santos

La pastelería incorpora una nueva propuesta como el Buñuelo de Avellana, ofrece también versiones más clásicas con Nata, Crema, Chocolate, Cabello de Ángel y sabores cada vez más demandados -Café o Dulce de Leche-. Los dulces están disponibles en la nueva tienda de Glorieta de Quevedo, en Puerta del Sol y Velázquez (todas en Madrid), pastelerialamallorquina.es y en Glovo.

La Mallorquina presenta sus Buñuelos de Viento y Huesos de Santo para el día de Todos los Santos. Los clásicos dulces elaborados en el obrador siguiendo su tradicional receta. Como novedad, la pastelería incorpora en su carta el Buñuelo de Avellana y ofrece una selección de los sabores más clásicos como Nata; Crema, Chocolate y otros cada vez más demandados como Café; Cabello de Ángel; Dulce de Leche.Precio:16€ / 1/2 kilo

Yema, Fresa o Chocolate, los Huesos de Santo de La Mallorquina

Durante estos días, La Mallorquina ofrece en sus tiendas los Huesos de Santo, imprescindible también en estas fechas. Una masa de mazapán rellena de Yema, Batata, Fresa, Praliné y Chocolate, presentados en su Caja Colección. Precio:19€ / 1/2 kilo

También en la nueva tienda en la Glorieta de Quevedo

Los Buñuelos de Viento y los Huesos de Santo están disponibles en la nueva pastelería de La Mallorquina en la Glorieta de Quevedo, en el barrio de Chamberí; en Puerta del Sol, 8 y Velázquez 39. Además, ofrece el postre en su tienda online –pastelerialamallorquina.es– y en Glovo.

La Mallorquina: la pastelería de Madrid

Fundada en 1894, La Mallorquina abría en el número 8 de la Puerta del Sol, una ubicación privilegiada en el centro de Madrid. Centenaria y de carácter familiar, la pastelería elabora cada día en su obrador más de 200 referencias de productos. Una amplia carta que mantiene la esencia de recetas clásicas y que evoluciona incorporando nuevas propuestas de la pastelería actual.

Durante estos años, ha apostado por mantener la tradición pastelera en Madrid e innovar, sin perder sus señas de identidad. Una manera propia de trabajar el dulce reconocido a lo largo de la historia por miembros del Gobierno, la Casa Real, artistas y escritores. Personalidades que a día de hoy siguen escogiendo La Mallorquina como su pastelería de referencia. En la actualidad, La Mallorquina está dirigida por la tercera generación de las familias propietarias. La pastelería ofrece su gastronomía dulce en sus tres tiendas ubicadas en de Puerta de Sol, 8; en el número 39 de Velázquez y en Glorieta de Quevedo, 2.

 

Deja una respuesta