Castellón: Una ruta de sabor

“Castelló Ruta de Sabor” es la marca de calidad para los mejores productos de proximidad de la provincia de Castellón, a la que están asociados más de 130 productores. Bajo su paraguas se pueden encontrar en el mercado los mejores aceites de oliva, las hortalizas y frutos secos (como alcachofas entre las primeras –la de Benicarló tiene Denominación de Origen- y avellanas entre los segundos), y frutas como las naranjas que identifican y marcan el paisaje de la zona costera de la provincia, de la que también proceden excelentes arroces, protagonistas en las paellas festivas y otras recetas alrededor de este cereal. Las cerezas de la zona del Palancia y Espadán exhiben un sabor exquisito.

Las cofradías de pescadores traen del mar Mediterráneo mariscos y pescados blancos y azules, y de Castellón también proceden quesos premiados mundialmente, carnes y embutidos tradicionales (longanizas y butifarras) que llenan las mejores mesas, además de la trufa negra, joya exclusiva de las comarcas de interior, en algunas de los cuales todavía el mantiene el ritual de la matanza de invierno.

Recetas muy típicas son las ollas y los “tombets”, a base de carne acompañada por caracoles de montaña, setas y verduras. Las chuletas braseadas y el ternasco también simbolizan la pitanza de la tierra.

 

Complementos líquidos

Para beber, vinos que los mejores catadores tienen en sus listas año tras año, aguas minerales de manantiales ya utilizados por los romanos y cervezas artesanas elaboradas por jóvenes maestros. Hay también licores como el Carmelitano, mistelas, anisados, absentas y cazallas. Y existe una amplia tradición repostera en todas las poblaciones de la provincia.

Deja un comentario