Navarra, destino enoturístico de moda

Los aficionados al vino lo saben: el enoturismo está de moda. El vino es el aliciente perfecto para conocer no solo viñedos sino todo el conjunto de tesoros (paisajes, cultura, gastronomía, etc.) que los rodean. La península ibérica es tierra de tradición vinícola, y la propuesta que proponemos es visitar el territorio que conforman los vinos de la D.O. Navarra, una de las Denominaciones de Origen más antiguas de España con un cultivo de la vid ininterrumpido durante más de dos milenios.

Las razones para recorrer este territorio son infinitas y cada visitante puede elegir la opción que más se ajuste a sus intereses. La calidad gastronómica te acompaña a lo largo de todo el camino. Hay cuatro rutas distintas para realizar el Camino de Santiago (año Xacobeo 2021-2022)

y apreciar la confluencia de tradición milenaria y modernidad gracias a su amplio patrimonio histórico, cultural y por supuesto sus gentes, con un carácter marcado por todas las anteriores características mencionadas.

La elaboración del vino, que se inicia en la época romana, es continuada por los árabes y culminada por los monjes cristianos. Este rico pasado junto con la modernidad y profesionalidad de viticultores y bodegueros han conseguido dotar a los vinos de esta región de una personalidad única.

“Al disfrutar de una de las copas de vino producido por nuestras bodegas y viticultores, se conoce el carácter navarro, la fuerza y honestidad de una tierra del norte, proveniente de la frescura de los viñedos más septentrionales de la península. Navarra es la cuna del cierzo que oxigena la viña que linda con la montaña más verde y así se refleja en el vino.” David Palacios, presidente del Consejo Regulador de la D.O. Navarra.

Navarra es la región con los viñedos más al norte de la Península. Algo más de 100 km separan los valles más frescos y lluviosos del norte de Navarra con las secas llanuras de la ribera del Ebro, donde se encuentra el mayor desierto de Europa, las Bardenas Reales. Esta diversidad climática, unido a las distintas altitudes y orientación de las laderas, son los responsables de la buena adaptación e identidad de las variedades de uva que encontramos. Casi el 90% del territorio vitivinícola es de uva tinta, sobre todo de las variedades Garnacha y Tempranillo. De uva blanca no podía faltar destacar sus prestigiosos Chardonnay. Señalamos también sus afrutados rosados, con ese vivo y atractivo color tan característico que ha situado a Navarra en el mapa vitivinícola en las últimas décadas. Por último y no por ello menos importante los vinos dulces navarros de Moscatel de Grano Menudo han sido desde siempre muy apreciados, encontrándose los de vendimia tardía entre los mejores dulces del mundo por su complejo equilibrio entre dulzor y acidez.

La rica diversidad climática y la tipología de los suelos, así como la influencia del río Ebro hace posible diferenciar en la Denominación de Origen Navarra hasta cinco zonas, cada una con sus propias señas de identidad como son sus vinos singulares y los hitos gastronómicos con los que maridan, pero todas ellas con algo en común: La Identidad Navarra.

En el norte, con un clima húmedo, se encuentran Tierra Estella, Valdizarbe y Baja Montaña. En la Zona Media, considerada de transición, se ubica la Ribera Alta; y al sur, con un clima semiárido, la Ribera Baja.

Ribera Alta: en torno a la zona de Olite, copa parte de la Navarra media y el comienzo de la zona meridional. Dentro de esta subzona conviene distinguir dos áreas: una que engloba la zona de Olite, con un clima de transición, y la de Lerín, con un clima seco semiárido. Hay 26 términos municipales y supone el 36% de la Denominación. En la composición de sus suelos abundan las margas calizas, aluviales en las cuencas fluviales, con algunas áreas de tierras rojizas y areniscas.

Ribera Baja: en el sur de la provincia. Es una zona importante en cuanto a extensión de viñedo y número de bodegas. El 29% del viñedo se sitúa en la zona más árida de la Denominación. Predominas suelos pardos, grises subdesérticos al sur de Tudela y pardo-calizos al norte. Forman parte de ella 14 términos municipales.

Tierra Estella: enclavada en la Navarra media occidental, se extiende a lo largo del Camino de Santiago. Posee el 14% del viñedo, repartido en 38 municipios. De clima seco-subhúmedo, sus suelos son pardo-calizos sobre materiales no consolidados.

Baja Montaña: situada al noreste de Navarra, engloba 22 términos municipales que representan alrededor del 14% del viñedo. De naturaleza caliza en la parte alta del río Aragón está clasificada como zona seca-subhúmeda.

Valdizarbe: situada al sur de Pamplona (la capital de la Comunidad Foral), se trata del centro neurálgico del Camino de Santiago. Acoge 25 términos municipales y la extensión de viñedo es cercana al 7%. El clima es como en Tierra Estella, seco-subhúmedo, a medio camino entre la Navarra húmeda del norte y la semiárida del sur, y los suelos son pardo-calizos.

La visita a las bodegas que forman parte de la D.O. Navarra complementa las actividades desarrolladas en torno al vino con propuestas de conocimiento de los paisajes y de los ciclos de la vid desde la propia viña. Los miradores interpretativos y senderos por viñedos, pretenden profundizar y acercar a todo tipo de público al cultivo de la vid de forma amena y sencilla. Las fiestas de la vendimia y entorno al vino y la gastronomía, proponen un calendario repleto de atractivas citas a lo largo del año. Todas ellas recuperan elementos que forman parte de su legado patrimonial, la gastronomía, la cultura del vino, el folclore, la historia, la tradición o las leyendas.

Detrás de cada vino hay mil historias que descubrir. Os recomendamos tener curiosidad y preguntar en el trascurso de las visitas. En el plano del disfrute y con el objetivo de ampliar conocimientos. Un gran vino comienza en el campo, la función de la viticultura es esencial. La producción y crianza es un mundo apasionante y hay muchas cosas por descubrir en cada una de las bodegas donde se producen.

Muchas de las visitas a las bodegas acaban con una degustación o una cata de vinos. Os recomendamos preguntar por las diferentes opciones que nuestras bodegas ofrecen. Cada bodega plantea sus packs de forma diferenciada, incluso te ofrecen otras posibilidades: catas y maridajes con producto local como queso o aceite, almuerzos, etc. Te recomendamos que preguntes antes por estas propuestas.

Te animamos a visitar Navarra y sus bodegas este puente de diciembre para que disfrutes con tus amigos, familia, pareja o como tú decidas y a descubrir por ti mismo y con los cinco sentidos todo lo que te hemos contado. Además, podrás sumergirte de lleno en este entorno que durante el otoño vive uno de sus momentos más especiales con el cambio de tonalidades de este increíble paisaje.

www.navarrawine.com

@vinosnavarra

Deja una respuesta