Lanzarote: Worldcanic dibuja un mensaje de esperanza para el mundo volcánico

Tras tres días, 20 ponencias y seis experiencias gastronómicas en diferentes restaurantes de la isla, Worldcanic Lanzarote 2021 ha finalizado su primera edición demostrando las bondades que conllevan los volcanes, sobre todo en generación de productos y vida. El diálogo entre diferentes profesionales y el intercambio de información complace a la comitiva del congreso, que se emplaza para seguir aprendiendo en Lanzarote el año que viene. En la imagen, acto inaugural de Worldcanic, celebrado en Los Jameos del Agua.

“Estamos ya todos pensando en el siguiente. Y cuando eso pasa es que las cosas se han hecho bien”, comentaba el director general de Vocento Gastronomía, Benjamín Lana, en la clausura de Worldcanic Lanzarote 2021. Era el punto final a tres días de un encuentro “muy importante, pues el diálogo entre diferentes disciplinas es vital para el futuro”, explicaba el chef con restaurante en Manila Chele González. Porque de eso se trataba, de compartir y crecer en conocimiento sobre entornos volcánicos para, entre otros, mitigar “las consecuencias negativas de los volcanes”. Anne Fornier, fundadora de la Volcano Active Foundation, se mostraba encantada al finalizar “porque este congreso ha trabajado en el camino de cooperación que marca la ONU: La cooperación salva vidas”.

Científicos, productores, cocineros y periodistas

El primer Congreso Internacional de Cocinas y Ecosistemas Volcánicos, organizado por Vocento Gastronomía y el Cabildo de Lanzarote, ha reunido en la isla canaria a una setentena de profesionales entre científicos, productores, cocineros y periodistas, que han asistido en 3 días a un total 20 ponencias y mesas redondas celebradas en 4 localizaciones extraordinarias de la isla (entre ellas, el apabullante auditorio de la intervención de los Jameos del Agua o la sala con vistas del Mirador del Río), compaginadas con 6 experiencias gastronómicas en otros tantos restaurantes (entre ellos El Diablo, el único restaurante de la isla donde se cocina directamente con lava volcánica). En ellos han participado 25 cocineros eminentemente lanzaroteños pero también invitados de distintas zonas volcánicas del mundo que se han entendido para erigir cuatro manos únicos. «El contacto entre profesionales nutre», repetía el geólogo Joan Martí. Era el objetivo.

Contacto, comunión y mensajes de resiliencia y de trabajo previo para mitigar efectos y empoderar a la población frente a las erupciones, que este viernes tenían continuación con las últimas cinco ponencias, celebradas en la Ecofinca Vegacosta de Tinajo. Su responsable, Toño Morales, iniciaba la jornada con una visita guiada a la finca, de 120.000 m2, que trabaja con cultivos sobre ceniza ya que “además de dar sabor no es necesario renovarla. La vamos removiendo al cultivar para ya está. Es nuestro tesoro”, explicaba.

“Ahora toca aguantar, pero el volcán traerá riqueza a medio plazo”

Tocaba el turno de La Palma. En un congreso sobre volcanes, y en Canarias, era imprescindible celebrar una ponencia sobre la situación de la vecina isla, sobre la situación actual del volcán, sobre los efectos coyunturales del mismo y sobre el futuro que se abre. Porque “si aguantamos y aprendemos de las experiencias de otros territorios volcánicos, el futuro traerá riqueza y oportunidades”, explicaban los empresarios palmeros Andrés Fernando Hernández (Salinas de Fuencaliente, Fuencaliente) y José Alberto Díaz (restaurante El Sitio, Tazacorte).

Junto al apasionado en volcanes Mike Sánchez, Hernández y Díaz han actualizado el estado actual de un volcán que ha afectado al 10% de la isla pero que ha paralizado parte de su actividad comercial. No toda, ya que “fuera del entorno afectado el resto de la isla hace una vida casi normal. Hay muchos municipios en los que no te enteras ni que hay un volcán”, explicaba el chef, que invitaba a todos a visitar la isla. “Seguimos trabajando y ahora tenemos que hacerlo mejor que nunca para que el día de mañana sepamos reaccionar a otro destre natural y ante el boom turístico que esperamos”.

Los quesos volcánicos reivindican su lugar en el mercado

A lo largo de estos tres días, científicos y cocineros han coincidido en destacar la diferencia existente entre los productos cultivados en tierras volcánicas y los que no. Explicaba el jueves el geólogo Llorenç Planagumà como ovejas y vacas preferían pastar en esas tierras porque “la hierba era más dulce”. Cabía deducir que, por tanto, la leche procedente de estos animales tendrá unas características determinadas que, a su vez, se transmitirán en cualquier derivado. En este caso, los quesos. Eso han ratificado este viernes representantes de tres zonas queseras y volcánicas como son la francesa Auvergne, la isleña de Lanzarote y la catalana de La Garrotxa, que coincidían también en la posibilidad de crear “ya no una denominación pero sí un sello global donde se indique que esos quesos son de tierra volcánica”.

Más cocina volcánica en la última jornada de Worldcanic

Había quesos volcánicos en el buffet de la comida final de Worldcanic que han comandado ocho chefs de cocina tradicional con restaurante en Lanzarote. Una forma lúdica de decir adiós al encuentro y de emplazarse para el año que viene. La comida tenía lugar en la propia Ecofinca Vegacosta, rodeada de productos 100% lanzaroteños, productos que también abanderaban en ponencias previas los chefs locales Joao Faraco (Coentro), Jonay Perdomo (El Risco) y Gonzalo Calzadilla (Isla de Lobos).

No era producto lanzaroteño pero sí volcánico el que mostraba el americano Ryan Roadhouse. El chef del restaurante Nogoduro (Portland) evidenciaba la riqueza agroalimentaria del territorio volcánico donde se asienta, Oregon, “similar a la del monte Fuji japonés” donde busca inspiración. Era el último ponente internacional de Worldcanic 2021. El que marcaba la línea de la edición 2022: “Compartir conocimiento y cocinas entre todas las zonas volcánicas del mundo”.

Deja un comentario