Mallorca presenta el mejor Roscón de Reyes de su historia

El icónico Roscón de Reyes de Mallorca, que ya está disponible en todas sus tiendas madrileñas y en su tienda online, presenta la mejor versión de su receta, con una textura y esponjosidad de la miga inigualables. El resultado obtenido es consecuencia de largas jornadas de trabajo y un proceso de pruebas exigentes en el que Mallorca ha jugado con los procesos de elaboración para conseguir el roscón perfecto. Como cada año, Mallorca ofrece su roscón clásico y dos versiones rellenas, de nata y trufa, y ha creado un packaging especial navideño en el que el dorado sustituye a su icónico rojo y en el que la elegancia y la serenidad son los protagonistas.

Si hay algo que caracteriza las vitrinas de Mallorca en Navidad, desde hace algo más 90 años, es su emblemático Roscón de Reyes. Tras esta larga y bonita andadura, convertir lo bueno en lo mejor requiere de tiempo, pasión, dedicación y de ser fiel a los orígenes. Precisamente ese es el único secreto con el que este año Mallorca tiene el placer de presentar el que consideran el mejor Roscón de Reyes de su historia.

Cuarta generación de la familia

Tras más de tres meses de pruebas y planificación para conseguir el mejor resultado, siendo siempre fieles a sus procesos artesanales y a la receta del roscón original, Jacobo y Pablo Moreno, directores de producción de Mallorca y miembros de la cuarta generación de la familia, aseguran haber dado con el resultado que estaban buscando: una textura y esponjosidad de la miga inigualables sin renunciar a su auténtica esencia y sabor.

En el obrador de Mallorca trabajamos día a día para mejorar cada uno de nuestros productos. Lo más complicado, y a la vez bonito, de este trabajo es que intentamos mejorar las masas sin dejar atrás nuestros orígenes y sin que los productos pierdan su esencia, que es lo que nos ha llevado a lo largo de los años a ser lo que somos. Este año, tras un largo proceso de pruebas, horas y dedicación, hemos conseguido tocar las teclas adecuadas para dar con el resultado que buscábamos y estamos muy orgullosos”, explica Jacobo Moreno, chef y director de producción de Mallorca.

Para la elaboración de esta nueva receta, en la que Mallorca tenía el propósito de que el Roscón durara más tiempo tierno y esponjoso, ha utilizado el procedimiento de la triple fermentación, con dos procesos en frío y uno en calor, consiguiendo una masa más aérea y longeva que provoca que el roscón dure más tiempo tierno. La producción sigue realizándose con harinas de máxima calidad, mezclando la española con la italiana, consiguiendo así una masa elástica que absorbe toda la mantequilla y genera unas hebras de miga definidas y suaves.

Mejora en los ingredientes

Pero las diferencias de esta nueva versión no solo son visuales, sino que también se notan a nivel gustativo ya que, debido a sus reposos en frío, se genera acidez láctica, provocando una mayor intensidad en su sabor. Además, este año Mallorca ha querido ir un paso más allá y, aunque conserva -como no podía ser de otra forma- su famosa almendra Marcona tostada en grano y su característica agua de azahar, ha aumentado la cantidad de mantequilla de primera calidad y tanto la ralladura de limón y naranja como el agua de azahar son 100% naturales. Así, las diferencias que se observan en este roscón respecto a los de años anteriores, se encuentran en la miga y el alveolado del roscón, en un color ligeramente más vivo y una mayor esponjosidad de la masa y en una mayor intensidad en su sabor.

Para aquellos amantes de los roscones, además de la opción clásica, Mallorca sigue ofreciendo sus dos opciones rellenas. Por un lado, se encuentra su roscón de nata, para el que se usa una nata con 38% de materia grasa que les permite darle un punto de “montado” muy ligero, consiguiendo una textura cremosa y suave, sin apelmazar. El resultado es una nata de sabor lácteo sin edulcorar en exceso. Y por otro, el de trufa de leche, cuyo secreto está en usar un chocolate de calidad procedente de Bélgica con un porcentaje de cacao muy equilibrado. Así, se obtiene una textura cremosa y ligera, y un sabor suave que acompaña al roscón, pero sin restarle protagonismo.

Packaging especial

Además, el roscón está disponible en tres tamaños diferentes de 4, 8 y 12 raciones y para acompañar esta nueva versión, Mallorca ha diseñado un packaging especial navideño en color negro, serigrafiado en dorado y con su característico lazo rojo, en el que la elegancia, la serenidad y el origen conviven y con el que Mallorca hará de cada envío algo único.

 

Deja un comentario