Planeta Gastro edita «Tiburcio, el tiburón cocinero», de Xabier Gutiérrez

Se trata de un recetario para pequeños cocineros de entre dos y doce años, para cocinar en familia con las recetas más divertidas, fáciles y saludables.

Xabier Gutiérrez es uno de los chefs más polifacéticos de nuestra cocina. Es Jefe del Laboratorio de Arzak, autor de más de 15 libros de cocina, y creador del género noir gastronómico en España, con cuatro novelas negras ambientadas en el mundo de la restauración. En los libros de Xabier Gutiérrez no falta nunca el humor, como tampoco falta en sus recetarios ni en su blog en torno al mundo gastronómico en el que anima a divertirse en los fogones. Planeta Gastro ha publicado sus recetarios clásicos más populares y prácticos, cada uno con más de 1000 recetas para divertirse leyendo y aplicando sus consejos, explicadas con detalle pero sin complicaciones. Para los que empiezan de cero y para los que ya hacen sus pinitos.

Convertir la cocina en un juego
Planeta Gastro edita ahora «Tiburcio, el tiburón cocinero» (Planeta Gastro. 14,90 euros), su recetario más divertido, para cocinar, para comer y para reír con los más pequeños y convertir la cocina en un juego. Tiburcio y su familia (Escuala, su mujer, y sus hijos, Tigre y Tora) nos proponen recetas deliciosas con las que aprender a  alimentarse.

Los consejos de Xabier Gutiérrez

No cuenta Xabier Gutiérrez que el libro pretende que «la imaginación de vuestros hijos se dispare cocinando. Está pensado para niños de entre 2 y 12 años, o tal vez de más, y todos los consejos que se dan en estas páginas de recetas y dibujos se dirigen a ellos. Los menores de 2 años se divertirán viendo los dibujos.
Ojo con los posibles atragantamientos que puedan producirse con frutos secos o trozos de alimentos pequeños. Hay que tener mucho cuidado con lo que se prueba. Estate encima de los niños en todo momento y controla lo que se meten en la boca. Vigila también las fuentes de calor, chapas, sartenes y aceites hirviendo. Por supuesto, presta atención a los cuchillos y demás instrumentos cortantes».

Añade el Jefe del Laboratorio de Arzak que «con la ayuda de este libro podrás despertar la motivación de los niños para que conviertan la cocina en un juego, se enamoren de ella, aprendan a alimentarse y disfruten con una actividad que es tan fácil como nutritiva. Este libro pasará de tus manos a las de los niños, pero en todo momento te ayudará a enseñarles que la comida es clave para ellos, que todo tiene sabor, que hay que aprender a apreciar los alimentos y que, cuanto más variada sea su dieta, mejor se sentirán. Una buena manera de conseguirlo es haciendo que se diviertan. Jugar es la mejor forma de aprender. Por eso he centrado la acción en el fondo del mar, donde viven unos grandes amigos de los niños: los animales. Tiburcio, Escuala, Tigre y Tora serán los compañeros de juego en este libro que pretende contener la magia suficiente para que los niños se diviertan con la cocina».

 

Deja un comentario