Bodegas Maeste. una DO Ribera del Duero más fresca

Bodegas Maeste es, bajo el empuje y liderazgo de Miguel Peña (en la imagen), un proyecto bodeguero ubicado en Aranda de Duero (Burgos) que reivindica una DO Ribera del Duero más fresca, con un espíritu renovado y que ya tiene su primer vino en el mercado: Alma del Vivar 2020.

Bodegas Maeste cuenta con el empuje y liderazgo de Miguel Peña, reconocido profesional del mundo del vino con amplia experiencia en la dirección de diferentes bodegas, al que se une para este innovador proyecto todo un equipo con el claro objetivo de realizar vinos honestos, representativos de su territorio pero con un espíritu renovado, moderno, y siempre buscando la tipicidad, la autenticidad y la excelencia en forma de vino.
Alma del Vivar, su primer vino y en su primera añada, acaba de recibir 92 Puntos en la prestigiosa Guía Peñín, lo que supone una excelente entrada para el primero de los vinos de la bodega, un proyecto dispuesto a dibujar un nuevo perfil en los vinos de Ribera del Duero, con un claro perfil gastronómico y aptos para todo tipo de consumidor.

Elaboración y notas de cata
Alma del Vivar es un vino realizado principalmente con la variedad Tempranillo (97%), con un toque de Merlot (3%). Su proceso de vinificación comienza ya en la vendimia, realizada a mano y con una primera selección de los mejores racimos, que son transportados en cajas de 12kg hasta la bodega, donde, tras una nueva selección en mesa, pasa a depósito de acero inoxidable. Tras la fermentación, pasa a barricas nuevas y usadas de roble francés y americano, donde realiza una crianza durante 6 meses para pasar un tiempo en botella logrando un vino redondo, de corte moderno pero fiel a las características y tipicidad del terroir ribereño.
Destaca por su intensidad aromática de frutas frescas, toques sutiles de roble perfectamente integrados y con un paso por boca sedoso y estructurado. Un vino versátil, de perfil gastronómico y que resulta perfecto para disfrutarlo con todo tipo de platos.

Tres pilares fundamentales
El origen del proyecto parte de tres pilares fundamentales: la tierra ribereña, la pasión de Miguel Peña por los vinos y su propia historia personal. Un proyecto vinculado a los diferentes recuerdos entrelazados de muchas experiencias vividas, que, junto a la cultura del vino de la Ribera del Duero y una materia prima escogida y seleccionada, da como resultado unos vinos únicos, unos vinos con Alma.
Un proyecto que coge las bases de la tradición de Ribera del Duero pero con el carácter y frescura de una nueva generación y con un nuevo vino, Alma del Moral, preparando su salida.

Deja un comentario