Luis Inchaurraga, Mejor Bartender de España 2021, lanza su Escuela de Coctelería

El barman argentino, ganador del premio al Mejor Barman de España en la última edición de la World Class Competition, dirige, bajo el nombre de House of Mixology, una escuela única de mixología profesional en la que plasma el saber adquirido en sus más de dos décadas de trayectoria y transmite su pasión por el oficio. Los cursos, adaptados al nivel de experiencia del alumno y eminentemente prácticos, abordan las áreas de coctelería, mixología, análisis sensorial de bebidas, técnicas avanzadas, creatividad, working flair y exhibition flair.

Luis Inchaurraga se alzó el pasado mes de mayo con el título de Mejor Bartender de España y nos representó en la final mundial de la World Class Competition 2021, prestigioso certamen internacional de mixología organizado por Diageo. El barman argentino, afincado en nuestro país desde hace más de veinte años, lanza ahora su proyecto House of Mixology, una academia profesional para barmans única, que combina formación teórica y práctica, predominando esta última.

THE PERFECT SERVE COMPANY

La sala de operaciones de los cursos, personalizados y adaptados al nivel y la experiencia del alumno, y con precios comprendidos entre 790 y 2.035 euros, es The Perfect Serve Company –en la calle Téllez, 3, junto a Menéndez Pelayo–, un local de unos 200 m2 de estética industrial, decorado –e incluso construido– por él mismo, utilizando muebles vintage y materiales de desguace reciclados o tuneados (lámparas, cerrajería, etc.). Ya desde la entrada, se percibe una estética rompedora, estilo bar clandestino de Nueva York. Pero no es ni un pub ni una escuela al uso: tras la barra de seis metros, se esconden cinco puestos de coctelería profesionales, capaces de dar al alumno una formación real en un entorno idéntico al que se enfrentarán en la ‘vida real’. En palabras de Inchaurraga, los cursos «Van más allá de aprender a preparar un cóctel. Son una suma de muchas partes: técnica, conocimiento del producto, entrenamiento del paladar, pasión y perseverancia».

Se ofrecen distintas modalidades: Barman completo, que brinda todas las herramientas y el know-how necesarios para trabajar en cualquier bar del mundo, así como para preparar los cócteles más representativos de la historia; Speed barman, que permite optimizar los movimientos para preparar cócteles o servir copas, mediante un entrenamiento progresivo que enseña a preparar varios cócteles simultáneamente; Working flair, para aprender movimientos y rutinas con botellas, vasos y cocteleras, y Exhibition flair, la rama de coctelería acrobática más espectacular, con movimientos acrobáticos de dos, tres y hasta cuatro objetos.

El curso estándar se desarrolla a lo largo de cinco días, durante los cuales los alumnos entran en un ‘juego de roles’ y se convierten en barmans que acaban de ser contratados y que en cinco días tienen que abrir un bar. En primer lugar, aprenden todo lo relacionado con la percepción del sabor y el análisis sensorial, con lo que aprenden a catar como expertos para después poder mezclar con objetividad y criterio. En segundo lugar, se presenta una carta de más de 60 cócteles. Todos ellos se enfrentan al reto final de crear un cóctel de autor.

COCTELERÍA CREATIVA Y GASTRONÓMICA

El sello de Inchaurraga, caracterizado por la búsqueda de emociones líquidas, es disruptivo, difuminándose en ocasiones los límites entre gastronomía y coctelería. Su estilo está definido por más de dos décadas de acumulación de conocimientos en materia de mixología y de experiencias vitales. Viajar ha sido y es para él una necesidad tanto personal como profesional. Para detectar tendencias y encontrar sabores y rarezas, aprender y reciclarse –«para nutrirme y después poder volcarlo en todo lo que hago», afirma–, ha recorrido desde las mejores coctelerías de Londres a Nueva York hasta innumerables destilerías de medio mundo; incluso participó en campeonatos mundiales de coctelería acrobática en Londres, Rotterdam, Las Vegas y Miami, ciudad donde se encuentra su comunidad budista.

También viaja para conocer al personaje que se encuentra detrás de cada bebida: al productor o elaborador de joyas ‘bebibles’ a lo largo del mundo. Con esa vocación de ampliar conocimientos, Luis es además somelier de vinos y de tés y barista somelier de Nesspresso, firma para la que colabora como formador en análisis sensorial del café. A través de su página web, que perfeccionó y dotó de más contenidos durante la pandemia, se puede acceder a su blog, estructurado en tres pilares: Desnudando al mundo (viajes, historias de vida y personajes detrás los destilados), La factoría de los sentidos (cócteles de autor, catas, etc.) y Mi mitad canalla (su visión sobre la industria de la hospitalidad a través de su propia experiencia).

ENCUENTROS MIXOLOSENSE: EXPERIENCIAS PARA LOS SENTIDOS

Una suerte de spin off de su House of Mixology es su propuesta Mixolosense: una experiencia global, efímera y exclusiva a través de la cual canaliza su parte creativa, al margen de la escuela para aquellos que consigan una de las codiciadas plazas de cada encuentro. Se trata de una reunión para únicamente diez personas –los interesados deben apuntarse a una lista y se les avisa cuando se cierre un grupo– en la que los asistentes pueden disfrutar de un auténtico espectáculo para los sentidos que aúna degustación de algunos de sus cócteles más salvajes y aprendizaje. Con unas dos horas y media de duración, y un precio de 150 € por persona, incluye seis pases de bebida.

Deja una respuesta