Petritegi: Se inicia la temporada de sidrerías 2022

Los sagardozales la estaban esperando: elaborar la lista de bodegas a visitar, reservar la mesa y encargar la cazuela de bacalao en salsa, quedar a las 8 en la entrada de la sidrería… ¡y listos para disfrutar de la sidra de la nueva cosecha! Es el ritual de cada año. Es el ritual de los amantes de la sidra. En la campaña 2021, la sidrería guipuzcoana Petritegi produjo un millón de litros de mosto para elaborar todos sus productos: sidras con Denominación de Origen Euskal Sagardoa, sidra ecológica, sidras naturales espumosas, zumo de manzana, etc.

Las sidras de este año de Petritegi (empresa situada en la localidad de Astigarraga) tienen muy buena presencia y un carbónico fino, son de color amarillo intenso y de agradables aromas frutales. En boca, acidez, cuerpo y fruta están bien compensados, dando lugar a sidras equilibradas y de gran carácter. Unas sidras para disfrutar.

Deseos de probar cosas nuevas

Vivimos en un mundo en constante cambio, deseoso de probar cosas nuevas. En Petritegi saben que los nuevos tiempos necesitan nuevos sabores, bebidas con carácter, baja graduación alcohólica y comprometidas con lo local. Por ello presentan Sagar Krash, una bebida refrescante elaborada con manzanas autóctonas y con un volumen del 4,5%.  Esta cider o sidra moderna ha tenido una gran acogida, como atestiguan las dos medallas ganadas en el Concurso Internacional SISGA 2021, celebrado en Gijón.

En el País Vasco, desde siempre, se han mezclado diferentes variedades de manzana para elaborar la sidra. Ácidas, amargas, dulces… Actualmente, la Denominación de Origen Euskal Sagardoa tiene catalogadas hasta 115 manzanas diferentes. En Petritegi quieren conocer más las variedades autóctonas, y por ello, desde 2015 llevan elaborando sidras mono-varietales o de una sola variedad con las siguientes manzanas: Goikoetxe, Gezamina, Txalaka, Urtebi Haundi, Moko, Urtebi Txiki, Mozolua, Frantses sagarra, Patzolua, Errezila y Manttoni. Este año presentarán las primeras sidras embotelladas de este estilo.

Y siguiendo la apuesta por una producción local, cercana y de calidad, en primavera replantarán el manzanal de Santiagomendi que data del tiempo de los abuelos Joxepa Goikoetxea y Pedro Otaño. Serán unos 2.000 manzanos injertados con tres de las mejores variedades autóctonas.

Sostenibilidad de la bodega

En Petritegi heredaron de los antepasados un paisaje caracterizado por el monte, el caserío y el manzanal. Un paisaje natural y cultural que están cuidando para  las generaciones futuras. Llevan años comprometidos con un desarrollo sostenible de la actividad y llevando a cabo varios proyectos: recuperación de los residuos orgánicos de la elaboración (orujo, lías); control biológico de plagas de insectos en el manzanal mediante aves y murciélagos (Biobox); reutilización de envases; tintes orgánicos para ropa (Lurrekolore); etc.

Deja una respuesta