La IGP Sobrassada de Mallorca pide apoyo institucional

El Consejo Regulador señala que la importancia de mantener la calidad ha quedado manifiesta y pide extremar las garantías de calidad del producto estrella de Mallorca y potenciar la promoción de su conocimiento. Los elaboradores intentan sobrevivir al impacto económico que en los últimos meses ya supone el crecimiento de los costes de producción, la energía eléctrica, las materias primas y auxiliares -materiales de embalaje, logísticos, etc., y otros asociados a nuestra insularidad. Añaden que es necesaria una acción decidida, desde las instituciones de Baleares y de Mallorca, a favor de la sobrasada con IGP y la raza autóctona de cerdo mallorquín, que tanto costó recuperar, y que ahora se encuentra en peligro cuando, paradójicamente, representa los valores de sostenibilidad que hoy en día están en alza en el conjunto europeo.

A principio de julio, el Consejo Regulador de la IGP Sobrassada de Mallorca, celebró su reunión anual con los inscritos en la IGP, en GPRO Valparaíso Palace Hotel. Durante la jornada de trabajo se trataron temas de interés y explicaron los nuevos proyectos de la IGP.

El presidente del Consejo Regulador, Andreu Palou expresó que han sido años difíciles en los que el sector ha aguantado, dada la magnitud e impacto sanitario y social de la pandemia, los últimos acontecimientos de estos meses y el importante sobrecoste de las materias primas y todos los insumos asociados a las empresas agroalimentarias.

La importancia de mantener la calidad ha quedado manifiesta y junto a extremar las garantías de calidad del producto estrella de Mallorca, se exige potenciar la promoción de su conocimiento, impulsando estudios sobre las excelentes propiedades de la Sobrasada de Mallorca, su promoción e internacionalización.

Resaltó el Consejo Regulador que los elaboradores intentan sobrevivir al impacto económico que en los últimos meses ya supone el crecimiento de los costes de producción, la energía eléctrica, las materias primas y auxiliares -materiales de embalaje, logísticos, etc., y otros asociados a la insularidad. Y a esto se le añade que la crianza de cerdo negro, está haciendo frente a grandes subidas de los costes de producción por encima de los de comercialización. Todo ello sitúa la supervivencia del cerdo negro mallorquín en una tesitura dramática, en riesgo de desaparición. Es necesaria una acción decidida, desde las instituciones de Baleares y de Mallorca, a favor de nuestra sobrasada con IGP y  nuestra raza autóctona, que constituye un exponente de sostenibilidad, mantenimiento del territorio, la selección de la calidad en los componentes de la sobrasada, el buen cuidado de unos animales que crecen en libertad, y el valor de una raza autóctona mallorquina que tanto costó recuperar, y que ahora se encuentra en peligro cuando, paradójicamente, representa los valores de sostenibilidad que hoy en día están en alza en el conjunto europeo.

Importancia de la presencia en redes sociales

También se valoró el inicio, la evolución y futuro de la presencia en redes sociales a través de la intervención de Brisa Loperena, Social Media Manager, responsable de redes sociales de la IGP Sobrasada de Mallorca.

Se expusieron las conclusiones del Estudio piloto de las características nutricionales de la Sobrasada de mallorca y los posibles health claims (declaraciones de propiedades saludables) que se podrían destacar en toda la información dirigida al consumidor, realizado por Sebastià Galmés y Barbara Reynés del Grupo de Investigación Nutrigenómica, Biomarcadores y Evaluación de riesgos de la UIB.

Se desarrolló el nuevo proyecto de calidad sensorial, el inicio de un nuevo proceso de selección de catadores para el Jurado de Cata abierto a todos los interesados, la informatización de la sesión de cata, por parte de Antonia M Torres del Consejo Regulador y desde la UIB Carmen Rosselló y Susana Simal del Grupo de Investigacion de Enginyeria Agroalimentaria.

Deja una respuesta