Juvé & Camps brinda en Madrid por sus próximos 100 años

Juvé & Camps celebra un futuro esperanzador con la presentación en sociedad de su nueva colección de espumosos de terroir, Milesimé Parcelarios, y el Reserva de Familia Rosé Centenario, un gran reserva brut nature que resume la filosofía de la familia Juvé & Camps. Innovación, respeto por el territorio y espumosos que muestren la complejidad del terroir y la larga crianza marcan el nuevo camino de la casa, que continúa el camino hacia los siguientes cien años de brillante trayectoria, que han explicado responsables de enología y viticultura de la casa, Toni Cantos y Pep Jiménez, y la cuarta generación de la familia, Meritxell Juvé. En la imagen, Joan y Meritxell Juvé.

Juvé & Camps ha rendido tributo a sus orígenes con la presentación de todas sus novedades y con el deseo de continuar elaborando cavas premium. El Teatro Real de Madrid ha sido el escenario escogido para la ocasión, por esta bodega centenaria del Penedés.

La bodega cuenta con una tradición vitivinícola que se remonta a 200 años atrás, cuando Joan Juvé Escaiola sentó las bases de lo que es hoy una casa que ha reinventado el espumoso del Penedès y continúa con energía el reto de preservar su legado y su know how para las siguientes generaciones. Esto es lo que hoy ha transmitido la cuarta generación de la familia, la bodeguera Meritxell Juvé, durante la celebración que ha tenido lugar en el Teatro Real de Madrid, un encuentro con profesionales en el que ha estado acompañada de los responsables de viticultura y enología de Juvé& Camps, Toni Cantos y Pep Jiménez. Los tres han explicado a una audiencia compuesta por prescriptores y otros profesionales del sector la fuerte vinculación de la casa con el terroir del Penedès, enclave en el que Juvé & Camps ha sabido innovar en el mundo de los espumosos y ha encabezado la apuesta por el territorio como origen de vinos de clase mundial.
En una experiencia inmersiva en el que los asistentes se han podido trasladar hasta el origen, la finca de Espiells y sus alrededores, Meritxell Juvé ha introducido la nueva colección Milesimé Parcelarios apoyada por Toni Cantos y Pep Jiménez, quienes han mostrado el ambicioso proyecto de investigación del terroir de Juvé & Camps que se está llevando a cabo y que permitirá conectar de forma aún más directa y pura a cada espumoso con su parcela originaria. Los Milesimé son el primer ejemplo líquido de esta experiencia y muestran de manera directa el vínculo entre las variedades y el territorio del que proceden, en este caso, las parcelas de L’Olivera, Can Rius y Rieral.

Reserva de la Familia Rosé Centenario

Además, como colofón de la celebración de un futuro esperanzador, la familia, en la voz de Joan Juvé, ha presentado el Reserva de la Familia Rosé Centenario, un espumoso único e irrepetible que se ha elaborado en exclusiva para celebrar los primeros 100 años de la casa y reúne en una botella la filosofía Juvé & Camps: territorio, innovación y visión pionera. Se trata de un rosado gran reserva brut nature elaborado con Pinot Noir de más de 40 años, cuando la familia apostó por esta variedad para elaborar espumosos de alto nivel con un marcado carácter mediterráneo. Toni Cantos explica que, en estas latitudes, la Pinot Noir, delicada y desafiante, es una variedad capaz de dar lugar a espumosos seductores, expresivos y que se impregnan de un delicioso matiz mediterráneo, inimitable y seductor, que marca el carácter de los vinos y los hace únicos.
La reunión en el Teatro Real, que ha concluido con una fiesta donde las estrellas han sido los espumosos de la colección Milesimé y el Reserva de Familia Rosé Centenario, descorchados al ritmo de la música que ha pinchado el Dj Miguel Carrizo, ha marcado un hito en lo que será el camino a los próximos 100 años: la casa ha reunido a amigos, clientes, prescriptores y conocedores del mundo del vino en una velada en la que se han dado a conocer los principios que regirán a la compañía en el futuro: grandes reservas de larga guarda y conectados con el terroir con un vínculo indestructible; innovación como filosofía para crear espumosos que muestren una conexión con el viñedo del que proceden y muestren ese caleidoscopio sensorial a quienes descorchan y el compromiso firme de mantener una viticultura amigable con el entorno, que implique la naturalización del viñedo y la convivencia en armonía con todas las especies que lo pueblan.

Deja una respuesta