Castillo de Canena: XVII Primer Día de Cosecha con Juan Luis Guerra

La nueva etiqueta ha sido diseñada por Nora Vega, esposa del cantautor dominicano Juan Luis Guerra, que apadrina la edición 2022, en sus dos tradicionales versiones (Picual y Arbequina) con la obra Bachata Rosa, una pintura en la que predomina la imagen floral de un jardín de rosas.

En su camino hacia la excelencia y como compañía familiar de referencia en la alta gastronomía por la elaboración de unos de los mejores aceites vírgenes extra del mundo, Castillo de Canena lanza la edición limitada número XVII de su icónico Primer Día de Cosecha. Como cada año, ha sido apadrinado por un personaje célebre del mundo de la cultura: en esta ocasión, el cantante, compositor y productor musical Juan Luis Guerra. Es la primera vez que una celebridad de fuera de nuestras fronteras se encarga de ceder su nombre a esta edición especial.

Pionero en su categoría, Primer Día de Cosecha sigue destacando entre los AOVEs de alta gama por su cuidado proceso de producción y por la intensidad y complejidad de sus zumos, y ha sido capaz de mantener su esencia incluso en una temporada caracterizada por una climatología adversa que ha dificultado la recolección.

“Ha sido una cosecha reducida, con frutos de calibre medio y en la que nos hemos tenido que esforzar para que mantuvieran su correcto nivel de hidratación a lo largo del verano. La recolección ha sido especialmente complicada debido a las altas temperaturas que hemos sufrido durante todo el mes de octubre”, asegura Francisco Vañó, director general de Castillo de Canena.

Innovación y recursos humanos para una mejor aceituna

No obstante, la constante inversión que la compañía realiza en I+D+i ha servido para mantener la calidad del producto. “Gracias a nuestros sistemas de refrigeración integral, implantados desde la propia recogida de las aceitunas en el campo, y a la rapidez en todo el proceso de producción, junto con el firme compromiso de nuestros equipos humanos, hemos podido mantener los habituales niveles de excelencia y de extrema calidad de nuestros zumos”, añade Vañó.

Según explica el director general de la compañía, en esta ocasión las aceitunas utilizadas para crear el Primer Día de Cosecha Arbequino proceden del Pago de los Girasoles, mientras que las del Primer Día de Cosecha Picual han sido recogidas en el Pago de la Cañada. “Ambos cuentan con una altitud por encima de los 450 metros sobre el nivel del mar, y la estructura de su suelo es franco-arcillosa-limosa con un importante contenido de materia orgánica”, puntualiza.

“Estoy especialmente contenta de nuestros aceites de oliva virgen extra de esta cosecha, creo que presentan fragancias y sabores muy especiales y diversos que serán toda una experiencia para los amantes de la gastronomía”, asegura Rosa Vañó, directora de Marketing y Comercial de Castillo de Canena.

Esta decimoséptima edición de Primer Día de Cosecha de Castillo de Canena estará presente en más de 50 países -principalmente en Europa, Estados Unidos, América Latina, Japón y Australia-, consolidándose como uno de los mejores aceites de oliva extra virgen del mundo, por su constante reconocimiento desde sus inicios.

Notas de cata

El AOVE Primer Día de Cosecha Picual ha recibido la siguiente nota de cata: “Aceite de color verde profundo de frutado intenso con notas vegetales a hoja de olivo, ortiga, cascara de nuez verde y a hortalizas como la alcachofa y la tomatera que le confieren gran complejidad y una acusada personalidad a la vez que una intensa armonía. Su sabor es potente y complejo desde su entrada en boca, predominando de nuevo la cáscara verde de frutos y frutas verdes, el tallo de alcachofa y la tomatera. Amargo moderado y sugestivo picante en garganta bien integrados y muy equilibrados. Se hace presente una cierta astringencia y una persistencia agradable, con un retrogusto muy fresco”.

Por su parte, el AOVE Primer Día de Cosecha Arbequino ha conseguido la siguiente valoración: “Aceite verde brillante, con aromas del tomate verde, aceituna fresca y verde, que destacan sobre otras notas frutales complejas. Su entrada en boca es muy agradable y suave, rápido en sensaciones que muestran todos esos descriptores verdes y frutales ya presentes en la fase olfativa, predominando la frescura de la hierba, la almendra aún no cuajada, la compota de plátano verde con el dulzor de la manzana roja. Es muy armónico y elegante en su retrogusto, con un amargo y picante muy equilibrados que desaparecen con rapidez”.

Deja una respuesta