Bodegas Tradición ceden dos obras al Museo de Historia

La rendición de Granada y Anhelos participan hasta el mes de abril en la exposición ‘Francisco Pradilla (1848-1921). Más que un pintor de historia’ del Museo de Historia de Madrid (Fuencarral, 78).

El compromiso de la jerezana Bodegas Tradición con la cultura se hace patente una vez más. Dos obras de su preciada colección viajan hasta el Museo de Historia de Madrid, antiguo Museo Municipal, para formar parte de una retrospectiva del pintor Francisco Pradilla y Ortiz hasta el próximo mes de abril. Así, La rendición de Granada y Anhelos participan en la muestra ‘Francisco Pradilla (1848-1921). Más que un pintor de historia’. Ambas ya estuvieron el pasado año, durante tres meses, expuestas en Zaragoza en una exposición monográfica por el centenario de la muerte del autor. En esta ocasión, serán cuatro los meses que estas pinturas estarán en Madrid.

Con esta actuación se refleja el estrecho lazo que desde hace años mantiene la bodega jerezana con las artes «La cesión de estos cuadros refuerza el compromiso de Bodegas Tradición con la cultura. Esta exposición permitirá que el público pueda acercarse a un pintor de gran relevancia pero no lo suficientemente conocido, con la seguridad de que mientras mejor se conozca su obra, más se apreciará su calidad” apunta Helena Rivero, directora de Bodegas Tradición. 

Testigo de la historia

El de Bodegas Tradición es un proyecto cultural único que engloba una pinacoteca, una colección fotográfica y un archivo documental, integrados en la misma bodega y capaces por sí mismos de explicar gran parte de la historia de España. La pinacoteca constituye una de las mejores colecciones privadas de arte de Andalucía y la única exposición en España de estas características —integrada en una bodega y bajo criterios expositivos muy determinados—. Fue fundada por Joaquín Rivero en 2005 siguiendo dos reglas: sólo pintura y sólo arte español. Hoy, gestionada por Helena Rivero con la ayuda de Manuel Marín como responsable del proyecto cultural de la bodega, atesora más de 300 piezas de entre los siglos XIV y XIX, de las cuales apenas 60 están expuestas.

Junto a las de Francisco Pradilla y Ortiz, la colección de Bodegas Tradición se completa, entre otras, con obras de El Greco, Goya, Zurbarán, Murillo, Romero de Torres, Sorolla o Velázquez en su etapa sevillana, así como seis Anunciaciones —una por cada siglo— y un retablo dedicado a San Miguel —del que pudieron rescatarse seis tablas en una abadía francesa—, atribuido al pintor gótico español Juan de Leví. La arquitectura de la pinacoteca fue concebida para integrarse en el resto del edificio: le antecede una pequeña estancia, la Sacristía, decorada con mobiliario típico andaluz y con platos y azulejos pintados a mano por Picasso, los primeros, hacia el final de su vida, y los segundos, que ya anticipan los temas que le obsesionarían para siempre —el circo, los toros, el baile y lo regional—, durante su infancia, cuando aprendió de su padre el oficio de la pintura sobre cerámica.

Deja una respuesta