El Cava, gran protagonista en la Barcelona Wine Week

Las distintas actividades organizadas por la D.O. Cava despertaron la máxima expectación en la Barcelona Wine Week 2023 entre los profesionales del sector y se convirtieron en una de las grandes referencias del vino español de alta calidad. Así, Pedro Ballesteros y Roberto Durán dirigieron la cata de Elaboradores Integrales, mientras que el chef David Arauz y el sumiller Álvaro Prieto se ocuparon de armonizar cinco cavas (en la imagen) con otra tantas elaboraciones de sushi.

La D.O. Cava ha sido una de las grandes protagonistas de la tercera edición del salón Barcelona Wine Week (BWW). Y lo ha sido por partida doble, con actividades de primer nivel que han colgado el cartel de sold out al poco tiempo de publicarse. Han sido dos iniciativas que han marcado el eje del origen y versatilidad del Cava en formatos con narrativas muy propias que han despertado el interés entre los profesionales visitantes de la feria.

Elaboradores integrales
Por una parte, los Cavas de los Elaboradores Integrales fueron los grandes protagonistas de una cata de gran nivel conducida por Roberto Durán, sumiller jefe del
club privado para los amantes del vino Pall Mall 67 de Singapur, y por Pedro Ballesteros, decano de los Masters of Wine en España. Ballesteros ha afirmado que “el Cava es la mayor historia de éxito del vino español” destacando la variada oferta que existe actualmente de Cavas que van desde las propuestas más originales hasta los Cavas de Guarda Superior que “nos ofrecen un producto de la más alta calidad que solo necesita una narrativa para contextualizarlo y darlo a conocer”. Por su parte, Durán ha insistido en que “muy pocas Denominaciones de Origen, son capaces como la D.O. Cava de aunar 4 zonas distintas, gracias a 3 aspectos principales: el terroir, las variedades de uva y la trazabilidad”. El presidente de la D.O. CAVA, Javier Pagés, afirma que “la relevancia del lanzamiento del sello Elaborador Integral de la D.O. Cava es máxima, ya que nos ayuda a trasladar al consumidor una garantía exigente de trazabilidad del producto. Es el único sello que comunica un control íntegro de producto desde el principio hasta el final a través de un concepto muy claro identificable en cada botella de Cava”. Pagés ha añadido que “nos transmite el compromiso por parte de un conjunto de elaboradores pertenecientes a la Denominación de Origen, que realizan 100% prensado, vinificado, segunda fermentación y crianza en botella en su misma propiedad. El objetivo pasa por distinguir aquellas bodegas que realizan el prensado y la vinificación del 100% del vino
base en su propiedad, con destino a su propia producción”.
Se dio la oportunidad única de catar el impresionante número de 14 Cavas procedentes de ilustres elaboradores, Agustí Torelló Mata, Alta Alella, Avinyó,
Bodegas Escudero, Can Suriol, Celler Carles Andreu, Gatell, Giró del Gorner, Juvé & Camps, Parató Vinícola, Parés Baltà, Torné & Bel, Vins el Cep y Vins Família Ferrer.
Una cata exitosa que ha unido la magnificencia de elaboraciones particulares, con el perfil evolutivo de las largas crianzas, apoyado por la identidad singular de cada variedad de uva permitida para elaborar Cava.
El recorrido por las distintas zonas de elaboración evidenció el potencial organoléptico de cada una de ellas, dando a conocer una diversidad de estilos únicos de esta Denominación de Origen.
Cava y sushi

Por otro lado, un tasting a cuatro manos de alto nivel ha mostrado la extraordinaria versatilidad gastronómica del Cava. Se ha creado una experiencia única con uno de los chefs más emergentes de la esfera española e internacional actual, David Arauz, junto con su sumiller, Álvaro Prieto reconocido por su visión gastronómica muy particular del vino. Se ha puesto de relieve esta versatilidad con la cocina del restaurante Zuara Sushi, una de las grandes novedades de la restauración de Madrid. Una de las mejores revelaciones en restaurantes de sushi en España, se ha unido al Cava para contar una experiencia que ha podido transmitir la esencia del Japón recuperando técnicas de cocinado ancestrales. La cata maridada consistió en una experiencia gastronómica basada en el servicio Omakase (“dejarse seducir por el itamae o el chef”), muy popular en Japón y que actualmente está alcanzando su máximo nivel en otras ciudades como Nueva York, Londres o París.
Un total de cinco Cavas han acompañado cinco elaboraciones propias de este reconocido restaurante. El menú ha derivado en un recorrido variado de sabores y armonías: Tradició Brut Cava de Guarda Superior Reserva 2017 de Mont-Ferrant (Chawanmoshi de buey de mar), Nigrum Brut 2018 Cava de Guarda Superior Reserva de Mascaró (Nigiri de hamachi ahumado), Elena 2018 Cava de Guarda Superior Gran Reserva de Mestres (Nigiri de toro y caviar), Albert de Vilarnau 2016 Cava de Guarda Superior Gran Reserva Fermentado en castaño de Vilarnau (Nigiri de emperador madurado) y Mirgin Opus 2017 Cava de Guarda Superior de Paraje Calificado de Alta Alella (Futomaki de atún, hamachi y encurtidos).
La degustación ‘Omakase’ de la versatilidad del Cava a través de la cocina japonesa ha logrado, según sus artífices, “demostrar la singular capacidad del Cava en elevar cualquier experiencia gastronómica”.
Por su parte, el presidente de la D.O. Cava ha apuntado que “de la mano del chef David Arauz y el sumiller Álvaro Prieto, hemos descubierto la versatilidad del Cava como un elemento gastronómico de la más alta calidad, que ofrece una excelente armonía para acompañar una experiencia gastronómica de principio a fin y con las distintas y más complejas cocinas del mundo, como la japonesa”. Y ha asegurado también que “el Cava no conoce fronteras, porque en el momento de hacer armonías se abre a cualquier sabor y cocina del mundo”.

Deja una respuesta