Panenka Experience, un plan para las noches de verano en Madrid

Existe en Madrid un lugar donde escapar del estrés y de las obligaciones, cenar o picotear ricos y sabrosos platos, reír, beber y vivir el comienzo de una prometedora  noche. Se llama Panenka (Calle Orense, 6. Madrid. Tel. 91 546 54 48. www.restaurantepanenka.com) y no es un restaurante cualquiera.

Las noches en Panenka se celebran como si siempre fuera fin de semana -y no es para menos-, ya sea desde nada más salir de trabajar o tras acabar las compras aprovechando el animado ambiente, o desde algo más tarde, al caer el sol, porque a partir de las 21:00 h.… ¡el espacio se transforma en Panenka Experience! Con el cambio de luz que le aporta ese toque neoyorkino y la música en directo a cargo un DJ, este rincón se convierte en uno de los locales más de moda de la zona y en punto de encuentro de millenials y demás beautiful people que no puede saltarse el paso por el photocall. Y cuando hay acontecimientos deportivos, las grandes pantallas dan lo mejor de sí.

En la coctelera: Mojito, Mojito de fresa, Daikiri de fresa, Caipirinha, Piña colada o Margarita a 7 €… o todo tipo de combinados entre 7 y 10 €, cualquier opción líquida hará su labor de refrescar y satisfacer el paladar, tanto dentro del moderno local, el lugar perfecto para ver y ser visto desde, como en la animada terraza. Los que deseen más intimidad y celebrar cualquier momento con amigos y alguna botella para brindar, también tienen un ‘refugio’ en el interior: el reservado con capacidad para 35 personas y donde, si se desea, pueden organizarse eventos privados. La forma más exclusiva de vivir la Panenka Experience. Además, los viernes y sábados, estas fiestas se engalanan aún más con la presencia de las hostess en sala, que acomodan a toda la gente guapa que se acerque.

Está claro que siendo restaurante de día, la oferta gastronómica no puede decaer de noche… Por eso, y para quien quiera acompañar la fiesta con algo de picoteo, Panenka dispone de una carta para compartir: Croquetas Zalaca de ternera y jamón acompañadas de salsa de tomate, la Tempura de verduras con salsa agridulce y huevo trufado para mojar, Chipirones al carbón, acompañados de tomatito cherry y cebolla braseada o los Crujientes de langostino con soja dulce, marinados con licor de arroz. También se puede practicar el finger food con sus Baos, el famoso Bocata de de calamares, o las Mini hamburguesas de rabo de toro. Los golosos quizá se decanten directamente por un dulce: el Coulant de chocolate o un postre algo más fresco, la Locura de limón con base de galleta desmigada, crema de limón y soufflé de merengue.