Fiestas Populares: La romería de San Isidro, en Los Barrios (Cádiz)

Es una de las fiestas más importantes que tienen lugar en todo el Campo de Gibraltar y se desarrolla el último fin de semana de abril. A la localidad gaditana de Los Barrios acuden, para participar en la romería de San Isidro Labrador, patrón del municipio, personas procedentes de todos los lugares de la comarca y de otras provincias. Porque los grandes protagonistas son decenas de carretas y centenares de jinetes y romeros a pie.

Texto: Armando Desantes. Fotos: Turismo de Los Barrios

La romería, cuyo desarrollo se remonta a 1964, tiene un origen religioso, aunque con el paso del tiempo ha ido avanzando su carácter popular y de ocio. En 2008 fue declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía.

La responsabilidad de la organización recae en la Hermandad de San Isidro Labrador y Nuestra Señora del Rosario. Los primeros datos relativos a su existencia se remontan a 1849 (según se deduce del Libro de Cuentas de la Hermandad, que se guarda en el Archivo Parroquial de la iglesia de San Isidro Labrador) y es muy probable, aunque no se pueda demostrar documentalmente, de su actividad en fecha anterior.

Carretas y romeros a caballo

La romería se inicia ese último sábado de abril a las nueve de la mañana con una Eucaristía, el repique de campanas y el coro cantando el Ángelus, mientras se bendice a los asistentes. A partir de ese momento, una hilera de carretas y romeros a caballo acompañará a San Isidro en su camino.

Por un lado, las carretas llegan a la explanada del recinto ferial para ir accediendo a la Avenida III Centenario en dirección hacia la rotonda de la Constitución. Por otro lado, los romeros a caballo se sitúan en la vía de servicio avenida José Chamizo, junto al Parque Botánico, y esperan la llegada del Santo, para incorporarse a la comitiva que lo acompaña, a partir de las nueve y media.

Venta El Frenazo y Montera del Torero     

Cuando llega la comitiva a la altura de la rotonda de la Constitución, las carretas se disponen para incorporarse detrás de la imagen del Santo y los romeros a caballo. Una vez incorporadas todas las partes de la comitiva, se empiezan a poner en marcha hacia la “zona de alto”. Allí, en la Venta El Frenazo, se canta, se baila y se comparte una comida popular en buena convivencia y armonía. Sobre las catorce horas se reanuda la marcha por la vía de servicio de la autovía A381, para llegar a la Zona Recreativa llamada Montera del Torero en torno a las diecisiete horas.

Allí se instalan las carretas en el lugar que les corresponda según sorteo y los romeros pasan la noche rindiendo culto al Patrón. Se forma así una suerte de “verbena rural” en el Parque Natural de Los Alcornocales.  

         La mañana del domingo se inicia con la Misa de Romeros, cantada por el coro de la Hermandad y tras la confraternización durante el día, al caer la tarde toca la vuelta, siempre con las palmas y la alegría como acompañantes de la celebración. Carretas y romeros van regresando hacia el núcleo urbano con el cansancio propio de todo lo vivido.

Un Parque Natural de 170.000 hectáreas

El escenario de la Romería de San Isidro es el Área Recreativa Montera del Torero, donde tiene lugar la romería, es el Parque Natural de Los Alcornocales, que cuenta con una superficie aproximada de 170.000 hectáreas y está situado en el extremo occidental de la Cordillera Ibérica. Es el tercero en extensión de los espacios naturales protegidos en Andalucía.

Sobresalen sus excepcionales bosques en galería, formados por especies subtropicales ausentes del continente europeo, que se localizan en los denominados “canutos”, valles profundos y estrechos excavados por los ríos, poblados por laurel, rododendro, avellanillo, durillo, aliso, acompañados por acebo y ejemplares de helechos poco comunes en nuestros bosques.

Los alcornocales, en ocasiones, se mezclan con acebuches, quejigos, robles melojos…dependiendo de las condiciones de humedad y del tipo de sustrato. Su matorral está constituido por lentiscos, jaras, brezos, cantuesos, torviscos y majuelos, entre otras especies típicas del clima mediterráneo.

En un espacio natural tan singular se pueden desarrollar muy diferentes actividades, como el montañismo, el descenso de barrancos, la espeleología o el senderismo (no solo a pie sino en bicicleta o a caballo), muchos de ellos sobre viejas veredas y caminos empedrados.

Pero también las aguas del río Palmones permiten navegar (descenso en kayak o paddelsurf), además de observar las aves en sus periodos de hibernación o durante las migraciones.

         El mismo carácter estacional tiene la recogida de setas, práctica que se desarrolla a lo largo del otoño y que tiene en Los Barrios y Jimena de la Frontera su “kilómetro cero”. www.turismolosbarrios.com

Deja un comentario

SuperWebTricks Loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies