Carne de conejo, un superalimento para la dieta de los deportistas

Esta saludable carne blanca es adecuada para la dieta de deportistas debido a su aporte de proteínas, minerales y vitamina B12. Es fuente de potasio que contribuye al adecuado funcionamiento de los músculos. Además, tiene un alto contenido de fósforo que contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Intercun propone dos saludables y deliciosas recetas para incluir en la dieta: risotto de carne de conejo con calabaza y guisantes y carne de conejo en escabeche frío de cebollitas, boniatos y castañas.

La inclusión de la carne de conejo en la dieta del deportista es una buena alternativa en su alimentación desde el punto de vista funcional por su adecuado perfil nutricional, sobre todo como fuente de vitaminas del grupo B, y por su aporte de proteínas y minerales.

Tal como subraya la gerente de Organización Interprofesional para Impulsar el Sector Cunícola (Intercun), Mari Luz de Santos, «la carne de conejo tiene un perfil nutricional que encaja a la perfección con grupos de consumidores como los deportistas y quienes se preocupan de comer alimentos con pocas grasas, bajo aporte calórico y reducido contenido en colesterol y, en suma, por una opción ideal para el buen funcionamiento del sistema cardiovascular y el control del peso corporal, enmarcada en la Dieta Mediterránea».

El estudio de intervención con carne de conejo en deportistas de élite que realizó la doctora Nieves Palacios (Jefe del Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes) en 2016 concluyó que «la carne de conejo es magra, aporta pocas calorías por ración, es rica en proteínas, con un alto contenido en minerales y vitaminas, sobre todo vitamina B12, y sustancias antioxidantes».

Alimentación equilibrada

En este sentido, la carne de conejo resultaría una alternativa recomendable para los deportistas, dentro de una alimentación equilibrada, teniendo en cuenta los requerimientos individuales. Las carnes magras, como la carne de conejo, son adecuadas para todas aquellas personas que realizan ejercicio físico intenso o practican algún deporte, según el ensayo.

Conviene recordar que la carne de conejo es fuente de potasio, que contribuye al adecuado funcionamiento de los músculos, y fuente de selenio, que ayuda a proteger a las células frente al daño oxidativo. Además, tiene un alto contenido de fósforo, que contribuye al mantenimiento de los huesos en condiciones normales, y es rica en vitaminas B3, B6 y B12, que ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.

Además, desde Intercun recuerdan que la carne de conejo se adapta perfectamente a un plato rápido y sabroso a la plancha, a un día de barbacoa o a la bolsa de comida para la oficina. Sin olvidar lo fácil que es prepararla como su gran sabor. Además, ofrece un amplio abanico de posibilidades culinarias a través de nuevos formatos como un medio, ternuras o hamburguesas y elaboraciones al wok, a la plancha o en ensalada.

CARNE DE CONEJO EN ESCABECHE FRIO DE CEBOLLITAS, BONIATOS Y CASTAÑAS

 

TIEMPO PREPARADO TIEMPO COCINADO Nº PERSONAS

10 minutos 20 minutos 2

 

INGREDIENTES:

Muslos de conejo: 4 uds

Boniato: 1 uds

Cebollitas: 10 uds

Castañas: 40 g

Ajo: 2 uds

Vinagre de Jerez: ½ vaso

Vino blanco: 1 vaso

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

ELABORACIÓN

Rehogar el ajo, las cebollitas y el conejo 5 minutos.

Añadir vinagre, vino blanco y la misma cantidad en agua

Añadir el boniato en dados y las castañas

Hervir 15 minutos con la carne de conejo y reservar

TRUCOS:

Utiliza orejones en lugar de castañas

Usa la carne deshuesada para una lasaña

 

RISOTTO DE CARNE DE CONEJO CON CALABAZA Y GUISANTES

 

TIEMPO PREPARADO TIEMPO COCINADO Nº PERSONAS

12 minutos 25 minutos 2

 

INGREDIENTES:

Ternuras de conejo: 400 g

Guisantes: 100 g

Calabaza: 100 g

Dientes de ajo: 4 uds

Pimentón dulce: 1 c/s

Arroz: 200 g

Caldo casero: ½ l

Queso manchego rallado: 50 g

Sal

Pimienta

Aceite de oliva

 

ELABORACIÓN

Dorar la carne de conejo y añadir el ajo y la calabaza en dados

Incorporar el pimentón, un poquito de caldo, el arroz y los guisantes

Añadir poco a poco el caldo, removiendo continuamente

Cuando el arroz esté cremoso, incorporar el queso rallado y remover

Salpimentar y servir

 

TRUCOS:

Sustituye el pimentón por Tandoori

Deja un comentario