Finca Los Remedios: Aoves muy especiales

Esta joven empresa familiar afincada en el paraje de Las Motillas (Ciudad Real) elabora unos aceites de oliva Virgen Extra muy especiales: un monovarietal de Arbequina y un coupage de dos variedades prácticamente en desuso, Sikitita y Koroneiki (en la imagen). Son de producción limitada ‘reserva familiar’ y se pueden comprar en su tienda online en formato de 500 ml.

No es necesario tener una larga historia para ofrecer calidad. En Finca Los Remedios (Ctra. CM-3107 KM 27. Alcázar de San Juan, Ciudad Real. www.fincalosremedios.es) se han propuesto hacer las cosas bien desde el principio y su trabajo, que iniciaron en 2018, ya empieza a dar sus frutos. En el sentido más literal de la palabra, los frutos que se producen en las 80 hectáreas del olivar ubicado entre Alcázar y Manzanares son de una calidad excelente, lo que permite la cosecha temprana. En el figurado, los frutos de esos aceites los están recogiendo ya en forma de premios, uno bien reciente, el Masters Of Olive Oil Montecarlo 2022, donde el Arbequina ha recibido la Medalla de plata en ‘Mejor calidad de productor extranjero’; y otros dos en los Premios ESAO, donde recibieron una Estrella ESAO que certifica a los mejores AOVEs dentro de su guía oficial, además de recoger el 2º premio entre los productores de Castilla-La Mancha por su Coupage Sikitita y Koroneiki y ser catalogado como uno de los 10 en la lista de los Best International EVOO 2022.

Arbequina

El Arbequina de Finca Los Remedios se recoge en cosecha temprana extraída en frío por medios mecánicos, se moltura inmediatamente tras la cosecha y se envasa en producción limitada ‘Reserva familiar’. Es la mejor variedad para elaborar mayonesas y salsas suaves, para usar con pescados y mariscos así como para la repostería. En crudo acompaña de maravilla al pan y el tomate para el desayuno y casa muy bien en ensaladas con ingredientes frutales como kiwis, manzanas y pasas.

Coupage

El Coupage de Sikitita y Koroneiki también se recoge en cosecha temprana y su producción es igual de exclusiva, para los paladares más exigentes, pero la peculiaridad está en las aceitunas con las que se hace. La Sikitita es una variedad protegida que se cultiva en seto, un híbrido entre Picual y Arbequina de forma ovoidal. La Koroneiki es de origen griego, de las más populares de las islas, una aceituna rica en ácido oleico, polifenoles y compuestos amargos, lo que le dan una larga vida útil y muy estable. El resultado de esta mezcla es un frutado de aceitunas verdes y maduras de intensidad media, hierba, plátano verde, alcachofa, tomatera y almendra verde. En boca presenta un ligero amargor y un picor medio alto, recordando a rama fresca y presenta una persistencia media alta y ligera astringencia. Es perfecto para disfrutar en crudo y maridar con quesos y embutidos a modo de aliño. Así, con un buen jamón ibérico o un plato de cecina acentuará unos sabores ya de por sí intensos, mientras que, si optamos por quesos suaves, como una mozzarella fresca, lograremos un contraste de matices con un resultado espectacular…

Deja una respuesta